Riojarchivo


Título: Canción de esquileo IV
Clasificación: Cancionero
Localidad: Canales de la Sierra
Informantes: Félix García Pérez Cachavitas (20-11-1917), Lorenzo Rubio Torres (26-5-1928) y Honorio Velasco Martínez Tejita (30-9-1924)
Contexto: Labores de esquileo de las ovejas
Recopilador: Javier Asensio García
Lugar y fecha de grabación: Canales de la Sierra, 8 de agosto de 1995

Los esquiladores de la comarca de las Siete Villas del Alto Najerilla y otros de las localidades próximas de la Demanda Burgalesa tenían un apego especial a cantar las coplas de esquileo que tienen como estribillo el tema de La lucha de la culebra y la cigüeña. Las distintas canciones de siete y cinco sílabas que iban desgranando, junto al estribillo citado, durante el esquileo nos hablan de pastores, de ovejas, de niñas bonitas y, en esta ocasión, de la famosa Panadera de Burgos que aparece con frecuencia en el cancionero de Castilla, de León y también de nuestra Rioja.


Las ovejas son blancas
y el perro es pinto
y el pastor que las guarda
es un buen chico.

Quién no ha visto la lucha
de la culebra
cuando se ve acosada
de la cigüeña.

¡Cómo le picotea
cómo le segundea
como le tiende el ala
a la culebra! (Estribillo)

A la entrada de Burgos
y a la salida
hay una panadera
cómo me mira.

Esa panaderita
tiene tres nombres
es cochina y borracha
y amiga de hombres.

Estribillo

La niña que a los quince
no tenga novio
ya puede echar la llave
al escritorio.

Estribillo

Aunque no soy labrador
a nadie le tengo envidia
a echar un surco derecho
en el jardín de una niña.