Riojarchivo

 

Título: El vuelo del Plus Ultra
Clasificación: Cancionero
Localidad: Cenicero
Informante: Julián Yangüela Otero, Cabecita de Ajo (23-8-1918)
Recopiladores: Javier Asensio García y Francisca Aisa Oliver
Lugar y fecha de grabación: Cenicero, 22 de enero de 1996

 

El día de San Juan
es un día muy alegre,
bajamos al Regadío
a coger ciruelas verdes.
Se levantó, se levantó,
el aparato pa volar
para volar.
El Plus Ultra hizo un raid
que causando admiración
se levantó, se levantó.

El año 1926 fue pródigo en hazañas de una incipiente aviación española. En enero salió de Palos de la Frontera con destino a Buenos Aires el hidroavión Plus Ultra en el que viajaban el comandante Ramón Franco, el capitán Julio Ruiz de Alda, el teniente de navío Juan Manuel Durán y el mecánico Pablo Rada, dos de ellos, Rada y Ruiz de Alda, navarros.

La lira popular enseguida compuso una canción para recordar el valor de estos hombres:

Se levantó, se levantó
el aparato para volar,
el Plus Ultra es un raid
que ha causado admiración,
se levantó, se levantó.
Todos los pueblos navarros
han de estar muy orgullosos,
pero más podrán estarlo
los de Estella y Caparroso.

Raimundo Lanas, el grandioso jotero de Murillo del Fruto (Navarra), cantaba con orgullo aquello de

Franco llevaba el volante,
Ruiz de Alda lo guiaba;
y al compás de los motores,
Rada la jota cantaba.

La fiesta de San Juan de ese año en Cenicero tuvo un nuevo aliciente. A las ya tradicionales coplillas de San Juan se añadió la del Raid del Plus Ultra aunque sin mencionar los pueblos navarros. Había surgido una especie de rivalidad regional y no era para menos.

Ya entonces un joven capitán de aviación riojano había entrado en la nómina de los héroes. El 5 de abril de 1926, Eduardo González Gallarza, de ventisiete años, junto con otros dos capitanes, Joaquín Lóriga Taboada y Rafael Martínez Esteve, y tres mecánicos, partieron del aeródromo madrileño de Cuatro Vientos con destino a Filipinas. Era una escuadrilla de tres aviones Breguet 19 que en treinta y nueve días recorrierron los 17.500 kilómetros que separan Madrid de Manila. La noticia llegó a La Rioja y se celebró como una fiesta. En pueblos y ciudades se voltearon las campanas. El pueblo riojano le dio la vuelta a la célebre copla del Plus Ultra:

Unos dicen que fue Franco,
otros dicen que fue Rada,
y los riojanos decimos
que fue el capitán Gallarza.
Se levantó, se levantó,
el aparato pa volar, para volar,
y el Plus Ultra hizo un raid,
que causando admiración,
se levantó, se levantó.

 

Ruiz de Alda y Ramón Franco revisando el Plus Ultra antes de su despegue hacia Buenos Aires. Revista Estampa, Madrid, 1-5-1928, Año 1, nº 18.

 

El hidroavión Plus Ultra en Palos de Moguer (Huelva). Revista Estampa, Madrid, 1-5-1928, Año 1, nº 18.

 

 

El héroe riojano de la aviación, capitán Eduardo González Gallarza, uno de los protagonistas del vuelo Madrid-Manila. Revista Estampa, 31-7-1928, Año 1, nº 31.