Riojarchivo

 

Título: San Matías iguala la noche con los días III
Clasificación: Paremias
Localidad: Lería (Alto Cidacos, Soria)
Informante: Julián Merino Laya (27-1-1936)
Recopiladores: Javier Asensio García y Helena Ortiz Viana
Lugar y fecha de recogida: Calahorra, 6 de julio de 2017

Viéjisimo dictado el de San Matías, el 24 de febrero, día en que antiguamente se igualaban las noches con los días. Cuando se aprobó el Calendario Gregoriano en el año 1582 se hubo de corregir un desfase de diez días entre el calendario vigente y el año trópico. Así pues, hasta 1582 San Matías estaba más cerca del equinocio de primavera que en la actualidad y el refrán se ajustaba mejor al momento astral. Sin embargo, los pastores siguieron dando por bueno el dicho y, sobre todo, reconociendo lo crítico que para el ganado suponían esos días finales del invierno cuando el pasto de las solanas estaba esquilmado y agradecían que el sol empezara a entrar por las umbrías y, en consecuencia, brotase nuevo alimento para el ganado. El día de San Matías es más recordado por los pastores que por la iglesia, que lo ha olvidado en los santorales.

La paremia ha ido creciendo entre los pastores de nuestras sierras de tal manera que del simple «iguala las noches con los días» se ha convertido en un romancillo en el que la oveja pronostica al pastor el futuro de su ganado en función del lugar al que la lleve a pastar.

Para el día de San Matías ya igualan noches y días,
ya entra el sol por las umbrías y cantan las gollorías.
-¡Ay, pastor, pastor, de malas guías!,
sácame de estas solanas, pásame a aquellas umbrías,
si me das hierba fina te criaré una borrega merina
y si me das hierba basta, una borreguita chasca.

Glosario:

Gollorías: Cogujadas; este pájaro empieza a cantar a final del invierno. Se cree que su canto anuncia la llegada del buen tiempo.
Chasca: Oveja churra.

Bibliografía:

  • Miguel Correas Martínez, José Enrique Gargallo Gil, Calendario romance de refranes, Universitat de Barcelona, 2003.
  • Miguel Correas Martínez, José Enrique Gargallo Gil, «Ya entra el sol por las umbrías. Altura y proyección del sol en el calendario romance de refranes» en Paremia, nº. 11, Instituto Cervantes, Madrid, 2002, págs. 21-30.