Riojarchivo


Título: Tejero asalta el Congreso II
Clasificación: Cancionero
Localidad: Lagunilla de Jubera
Informante: Victoria Benito Ruiz (2-3-1942)
Recopiladores: Helena Ortiz Viana y Javier Asensio García
Lugar y fecha de recogida: Alberite, 1 de julio de 2016


Aquellos guardias civiles que interrumpieron la ejecución,
cogieron la investidura del jefe de la nación,
secuestraron al gobierno, la prensa y la oposición.
Allí estaba Tejero, mano en cipote,
con su tricornio negro, su traje verde y su bigote,
se subió a la tribuna y les habló:
–Y estense todos quietos, ¡ay, por favor!–.
Estaba la gente cagaita de miedo
bajo sus pistolas tiraos por el suelo,
Tejero les dice: –No canten victoria
que al que no se rinda le doy con la porra.
¡Qué nochecita pasamos los españoles, vaya una gracia,
si el Borbón no lo remedia nos quita la democracia,
la huelga, los sindicatos y hasta la Constitución!
Los tanques por Valencia van como locos,
menos mal que Juan Carlos va y los convence poquito a poco
y al ver cómo se pone la situación se reúne la junta del trabaor.
Al cabo de un rato mandan una nota
que dice: Tejero, no seas cabezota,
ríndete al momento y no seas desgraciado
que los golpeteros te han abandonao.
Tejero, sin inmutarse, sin bajarse del cadete,
le pega un corte a la manga que agarra como un soplete:
–Aquí no se mueve nadie, soy el caballo de Troya
y estoy dispuesto a cargarme medio Congreso si no me apoyan,
que estoy hasta los bigotes de que me tomen por gilipollas–.

Esta canción no tiene mucho fondo desde la perspectiva de la cultura oral. La incluimos en esta página como testimonio histórico. Tras el golpe de estado del 23 de febrero de 1981 un creador gaditano llamado Juan Palacios compuso este tanguillo para ser cantado por las murgas y chirigotas carnavaleras. La canción, muy bien lograda desde la perspectiva carnavalesca, estuvo bastante tiempo prohibida. Victoria, que tuvo un bar en Ventas Blancas, nos confiesa que una vez la cantó delante de su clientela y una pareja de la guardia civil que estaba presente le dijeron, con buenas palabras, que no la volviera a cantar.

Referencias:

http://www.purnas.com/2009/02/23/otro-23-f-el-tanguillo-del-golpe/#ixzz4Q0taIjOU

Paralelos:

http://www.riojarchivo.com/tejero-asalta-el-congreso