Riojarchivo

portal dla singli wrocław  

http://ugrdecoahuila.com.mx/?kilka=un-hombre-soltero-filmin&dd8=ff Título: Los meses y las estaciones
Clasificación: Cancionero, paremias
Localidad: Lagunilla de Jubera
Informante: Victoria Benito Ruiz (2-3-1942)
Recopiladores: Helena Ortiz Viana y Javier Asensio García
Lugar y fecha de recogida: Alberite, 1 de julio de 2016

Quba

Pucallpa Ya ha venido enero,     el mes riguroso
que hasta a los ancianos     se les cae el moco,
ya viene febrero,     también San Matías
que acorta las noches     y alarga los días,
ya ha venido marzo     con algo calor
pa que los ancianos     se salgan al sol,
ya ha venido abril     con aires gallegos
por eso decimos     que abril nunca es bueno,
ya ha venido mayo,     también la haba verde,
engordan chiquillos,     hombres y mujeres,
ya ha venido junio,     se siegan cebadas,
se comen garbanzos     con buenas tajadas,
ya ha venido julio,     la Virgen del Carmen,
se siegan los trigos     pa matar el hambre,
ya ha venido agosto     y Nuestra Señora,
a pagar las rentas     nos llaman ahora,
ya ha venido septiembre,     también San Miguel,
se cogen los higos,     las uvas también,
ya ha venido octubre,     se corta la uva,
se lavan los tinos     pa meter el vino,
ya ha venido noviembre     y eso sí es mentira
que falta diciembre     pa coger la oliva.
Contar todos los meses     que hemos nombrado,
si resultan doce     pues ese es el año.

Esta canción está muy contextualizada en el ciclo anual agrícola riojano, llama a costumbres labriegas y a dictados tópicos y refranes. Creemos que es propia y típica de La Rioja, al menos en nuestra tierra goza -presumimos que tiempo atrás aún más- de plena vigencia y no es fácil encontrar paralelos en otras regiones. Sin embargo, la tradición de nombrar los meses del año con sus cualidades de una manera seriada parece que arranca de muy antiguo. A finales de la Edad Media se editó en Francia un calendario para los pastores titulado Le grand Calendrier et compost des bergers (Guy Marchant, París, 1491) que incluía representaciones de las actividades agrícolas o artesanales de cada mes del año.

Este calendario fue muchas veces editado en Francia y reeditado en distintos formatos desde el siglo XV hasta la actualidad.

Bergers