Riojarchivo

unconcernedly  

Philadelphia Título: Soy puta de postín
Clasificación: Cancionero
Localidad: Lagunilla de Jubera
Informante: Regino Oliván Ruiz (9-4-1933)
Recopiladores: Javier Asensio García y Helena Ortiz Viana
Lugar y fecha de recogida: Ventas Blancas, 29 de septiembre de 2016

Hājīpur

cherche femme celibataire sur montrabé Soy puta de postín aunque me embriague,
el coño doy al fin al que lo pague,
de la vida soy perdida,
por un duro
yo he pasado mil apuros,
haciendo cincuenta cosas
los hombres me han enseñado
a tener gusto y placer
solamente por joder.
El que a mí deshonró
se marchó y no volvió más
dejándome abandonada
y ahora así me encuentro yo
cansadita de joder
solo por aquel cabrón.
De honrada me las di allá en mi pueblo,
solo en pensar en ti, mi dulce sueño,
pero un día, yo por la huertas corría
y un mocito que venía hacia mi ser
y con la polla cogida
allí me quedé dormida
y allá mismo lo cité
y también me lo tiré.
Mas no se pudo aguantar
y se llegó a averiguar
que el virgo había perdido
y me tuve que marchar
a joder a otro lugar
que me habían conocido.
Hoy las mujeres
somos muy zorras,
nos gusta con placer
cambiar de chorra
y además queremos duros
que el postín saca de apuros
y es una cosa muy triste
y así no debió de ser
solamente por joder.

Este tipo de cancionero es no solo obsceno sino repelente a las ideas del siglo XXI que desechan la casposa ideología que estos temas transmiten. Sin embargo se trata de canciones que han tenido su recorrido, sobre todo entre los hombres en los ambientes atrevidos de las tabernas, en las juergas de cuadrillas bien avenidas (más de uno diría que «esto no se le puede cantar a cualquiera») e incluso en las labores agrarias, lejos siempre de los oídos finos de las clases altas, de las autoridades, de los sacerdotes y demás miembros del clero.

Los recopiladores del cancionero tradicional han pasado de puntillas sobre este género. Seguramente muchos folkloristas han compartido la ideología conservadora que impedía sacar a la luz este tipo de temas. Pero en cualquier caso, aunque hayan sido testigos de su existencia y hubieran estado dispuestos a publicarlos, es evidente que debieron encontrarse con muchos impedimentos para ello.

Nuestra única intención a la hora de publicar estas canciones en la web no es otra que dejar constancia de un tipo de cancionero que ha existido en épocas pasadas, que se ha desarrollado en unas circunstancias sociales e ideológicas determinadas, semioculto o recreado a hurtadillas.